viernes, 28 de marzo de 2008

Blues británico: Alexis Korner

Sin Alexis Korner es posible que hubiese existido el blues británico a comienzos de los años 60, pero las opciones de surgimiento para los Rolling Stones o muchos talentos de la época, como Eric Clapton y John Mayall no hubiesen sido las mismas. Alexis Korner nació en París, Francia, en 19 de abril de 1928, descendiente de una mezcla de raíces turca, griega y austriaca. Pasó los primeros años de su vida en Francia, Suiza y el norte de África antes de llegar a Inglaterra, en mayo de 1940, justo en la época en que Alemania atacó fuertemente a ese país, momento también en el que Korner descubrió el blues. Uno de sus recuerdos de juventud era escuchar discos del bluesista Jimmy Yancey mientras permanecía escondido en los refugios antiaéreos durante los bombardeos alemanes. “Desde ese momento”, contaba Korner, “lo único que quise fue tocar blues”.

Después de la guerra, Korner comenzó a tocar piano y después guitarra. En 1949 intentó tocar blues eléctrico pero no le gustó el sonido de los micrófonos de su guitarra, así que decidió volver al blues acústico. En 1949 se unió a la banda de jazz de Chris Barber y en 1952 hizo parte del grupo de Ken Colyer, quien había surgido en la banda de Barber. Dentro de los artistas con los cuales cruzó caminos en esa época estaba Cyril Davies, un guitarrista y armoniquista. Los dos encontraron su interés por el blues como un complemento y en 1954 comenzaron a tocar como dúo, fundando su propio club: The London Blues and Barrelhouse Club donde llevaban músicos estadounidenses para conciertos. Al poco tiempo, lograron llamar la atención de los amantes del blues en Inglaterra.

Korner y Davies grabaron su primer disco en 1957 y en 1962 formaron Blues Incorporated, un supergrupo en el que participaban los mejores intérpretes de la escena blues británica del momento: Korner, en la guitarra y la voz; Davies, armónica y voz; Ken Scott, piano; y Dick Heckstall-Smith, saxofón. Alrededor de ellos se generó un gran movimiento de músicos dentro de los que estaban los bateristas Charlie Watts y Graham Burbridge, los bajistas Spike Heatley y Jack Bruce, además de vocalistas invitados como Long John Baldry, Ronnie Jones y Art Wood. Muchos clubes de jazz en Londres cerraron sus puertas para ellos, así que en 1962 abrieron uno propio, que atrajo a jóvenes entusiastas como Mick Jagger, Keith Richards, Brian Jones o Manfred Mann, quienes en ocasiones participan en las presentaciones de Blues Incorporated. La banda fue invitada entonces a ser residente en el Marquee Club, donde la asistencia fue mucho mayor.

Los productores discográficos tomaron nota del asunto y en 1962 Jack Good grabó una presentación de la banda, dando como resultado su primer larga duración: “R&B from the Marquee”, siendo además el primer álbum en vivo grabado por una banda británica de blues. Este álbum consistía de temas de Willie Dixon y algunos originales. Cuando el debut de Blues Incorporated salió al mercado, Cyril Davies abandonó la banda por la decisión de Korner de incluir vientos a su sonido. La explosión del rock británico en 1963 y la ola de bandas basadas en el blues que llegó, incluyendo The Rolling Stones, The Animals y The Yardbirds, cortó todas sus posibilidades de lograr éxito comercial. A pesar de su muy estudiado estilo blues, nunca tuvo temas en los listados por lo que no logró reconocimiento. Mientras que acólitos suyos como The Rolling Stones o Cream acaparaban la prensa especializada a nivel mundial, Korner era relegado a páginas escondidas en las revistas británicas de blues.

Alexis Korner se convirtió entonces en el presentador de Five O’Clock Club, un programa infantil de televisión que introdujo a muchos jóvenes británicos al blues y al jazz. También escribió sobre blues para muchos periódicos y fue un detractor del sonido sicodélico y comercial que adquirió el blues-rock a finales de los 60, representado en solos extensos y una fijación en el blues de Chicago. Korner siguió grabando, de hecho hay un disco de 1968 que nunca se completó y en el que la voz la hacía Robert Plant, el futuro cantante de Led Zeppelin. Su carrera comenzó a limitarse a pocas presentaciones en vivo, en lo que se refiere a Inglaterra, pero a nivel de Europa logró hacer extensas giras por los países escandinavos, donde muchos nuevos álbumes suyos fueron publicados. Fue en una de esos recorridos cuando conoció a Peter Thorup, quien se convirtió en su colaborador durante muchos años en la banda New Church. A este grupo pensó en unirse Brian Jones luego de salir de los Rolling Stones pero Korner no estuvo de acuerdo porque no quería ningún tipo de controversias en su nueva agrupación. En 1972, Korner se vio “envuelto” en la ruptura de otro grupo, cuando llamó a su banda a Boz Burrell, Mel Collins y Ian Wallace quienes habían renunciado a King Crimson.

Fue durante los años 70 cuando Korner logró su mayor éxito siendo líder de una banda de 25 músicos: su versión del tema de Led Zeppelin “Whole lotta love”. Consiguió muchas giras y presentaciones en televisión, a lo cual respondió con la publicación de un álbum llamado “Bootleg him”, que escuchamos esta tarde, que era una compilación de su propio archivo en el que se incluían grabaciones con Robert Plant, Mick Jagger y Charlie Watts. Korner tocó en el álbum “B.B. King in London” y grabó también un trabajo llamado “Get off my cloud” con Keit Richards, Peter Frampton, Nicky Hopkins y algunos miembros de la Grease Band de Joe Cocker. En 1975, cuando Mick Taylor dejó a los Rolling Stones, se habló de Korner como su posible sucesor pero las miradas se centraron en Ron Wood. En 1978, como celebración del cuimpleaños 50 de Korner, se realizó un concierto en el que participaron Eric Clapton, Chirs Farlowe y otras estrellas del blues británico.

En 1981, Korner formó su último supergrupo, Rocket 88: él era el guitarrista, Jack Bruce estaba en el bajo, Ian Stewart en el piano y Charlie Watts en la batería, apoyados por trombonistas, saxofonistas y dos tecladistas. Hicieron varias giras por Europa y grabaron un álbum para Atlantic Records. En contraste con muchas grabaciones de Korner asosciadas al blues-rock, Rocket 88 mezcló blues con boogie-woogie y jazz, incluyendo dentro de su repertorio temas de W.C. Handy y Pete Johnson.

Después de una gran aparición en el festival folk de Cambridge, a comienzos de los años 80, la salud de Korner se debilitó debido a sus hábitos fumadores y murió de cáncer de pulmón el 1° de enero de 1984.

1 Comments:

At 4:20 p. m., marzo 28, 2008, Anonymous Anónimo said...

See please here

 

Publicar un comentario

<< Home